The Revenge Of God - Reveal: Hyperion

Ir abajo

The Revenge Of God - Reveal: Hyperion

Mensaje por Seemos Yantra el Mar Jul 31, 2018 12:09 am

Bienvenidos a "The Revenge Of God - Reveal: Hyperion". Enfrentar el mal no solo requiere valor y resolución. Entrentar al mal requiere sacrificio y, a veces, a travez del sacrificio de muchos, un gran poder puede llegar a tomar forma. Cuando la guerra contra el caos inició al principio de todas las cosas, los dioses del bien y el orden crearon a los archons para que enfrentaran al chaos con fiereza y sin descanso pero, cada vez que las realidades celestes parecen estar cerca de la victoria, el caos, haciendo gala de su infinita creatividad, da a luz alguna nueva forma demoniaca capaz de contrarrestar el orden preexistente. Fué en una de estas terribles batallas contra el caos, durante los dias de La Era de La Aflicción, que Hyperion inició su existencia. Nacido de manera inusual en una de las batallas contra las huestes de los Unravelled en las caóticas aguas de El Plano Elemental de El Agua, Hyperion podría haber sido otro archon de su tipo, un inamovible y petreo gigante consagrado al campo de batalla que le viera nacer pero, quizás, algo sucedió de manera distina. Quizás algo de la escencia elemental del plano quedó impresa en el gigante haciendolo, a primera vista, mas fuerte y grande que otros de su inusual tipo. Pero no solo era eso, pues donde los otros como el se hubieran contentado con patruyar, de manera eterna, el lugar de su nacimiento, Hyperion era capaz de ver que las batallas no terminarían hasta que la raíz del mal fuera exterminada, así que decidió llevar la batalla directamente a su fuente. Los archons son seres hechos de ley, virtud y rectitud por encima de todo, incapaces de quebrantar las leyes, pero algo en Hyperion lo había hecho diferente, capaz de ver una ley por encima de todas las otras: la de lo correcto. Abandonando la cadena de mando de Arcadia, Hyperio asistió a la ModARMs en el decisivo ataque contra el corazón de Árbol Dual en Orzhovia. Fueron sus cuatro puños dotados de la dureza del fundamento cósmico que destruyeron los mismísimos cimientos de la base de Árbol Dual hasta que no quedó nada mas que polvo en el viento del demiplano desolado. Entonces sus ojos se tornaron a Seminarium, donde Byphron libró el gran último duelo contra La Reina de El Caos y había aquí alguien que en verdad podía derrotar el caos de manera definitiva con una luz como ninguna otra. Alguien a quien Hyperion realmente podía seguir. Con La Reina de El Caos derrotada, Hyperion ahora planifica concienzudamente como efectuar el asalto final sobre la raíz del Caos. Sabe que, de hacerse del control de Yetzirah, el Plano Elemental Del Agua, podría cerrar por completo la capacidad de los demonios y sus huestes de abandonar el Abismo, encerrandolos por siempre allí y acorralandolos para su destrucción. Solo es cuestión, ahora, de demostrar su valía y ganar ese derecho, por el bien de todo lo ordenado y existente. Sin errores, sin dubitaciones, sin dejar mancha o huella. El caos será lavado de la creación y mas allá de ser necesario. Solo entonces habrá paz: la necesidad de conflicto no es una prerrogativa de las formas de vida.


El Dr. Cronnenberg sabe que Hyperion es un ser extremadamente poderoso e único incluso en su ya rara clase, pero está mas que interesado en estudiar detenidamente el fenómeno que causó su creación. Si el proceso de amalgamiento de entidades pudiera reproducirse con precisión, podrían crearse legiones enteras de seres como el. Pero, para eso, el doctor sabe que primero tendría que desmantelar a Hyperion cluster por cluster y el sabe como hacer eso con presición.

Annanke sabe que no hay maldad en Hyperion pero, despues de observar el devenir del tiempo, sabe que aquellos de visión estrecha y lineal son los mas suceptibles a ser llevados por el camino de su propia destrucción y la de todos a su alrededor. Aun si ambos están en el lado del bien, Annanke sabe que existe la posibilidad de que ella e Hyperion tengan que enfrentarse algún día y, si eso llegara a suceder, quizás sería el final de su propio hilo.

Es curioso que, aunque Hyperion está buscando justamente a seres como Ammonite para destruirlos, Ammonite se siente tremendamente atraida hacia Hyperion. El Paleolítico en La Carne no sabe, realmente, que es exactamente lo que vé en el archon que tanto la llama la atención. Quizás es el hecho de que es una anomalía dentro del orden, una suerte de ironía de que siendo una fortaleza caminante de orden perfecto haya decidido rebelarse contra las ataduras de las jerarquía divina. Sea como sea, si Ammonite pudiera apelar a ese caos naciente dentro de Hyperion, quizas, solo quizás, algo totalmente nuevo podría nacer.

Empyrea ciertamente aprecia la compañía de Hyperion desde que ambos pelearon juntos en Orzhovia contra las huestes de La Reina del Caos. Si bien le parece que el archon es demasiado taciturno para su gusto, nunca está demas tener una fortaleza caminante capaz de limpiar campos de batalla completos de un cañonazo ocular. En la opinión de Empyrea, con unos 2 o 3 mas como Hyperion, hasta podrían intentar aventurarse a encarar lo que sea que existe detrás de las puertas de Chokmah, en la capa 666 de El Abismo.

Astyanax comparte la preocupación de Annanke y sabe que si bien la mente de Hyperion no es para nada simplista, su "visión de tunel" respecto a la situación es en mucho semejante a la que llevó al pueblo de El Peregrino a su perdición y la caida de su mundo hogar hace ya cientos de años. Con todo, Astyanax espera que exista una posibilidad no contemplada por Annanke: una posibilidad en que sea posible razonar con Hyperion y hacerle entender que sellar todos los medios de transporte entre los planos solo estancará el cosmos en vez de salvarlo. Una posibilidad en donde el y Annanke no tengan que morir en el intento de detener tal tragedia.

Por su lado, Yumika sabe que, en su afán por concretar sus planes, Hyperion no dudará en levantar la mano contra quien sea... excepto ella. Yumika sabe que, a pesar de su apariencia petrea e intimidante, Hyperion es un archon y, aun si ahora es mas ley que bondad, hay aun mas que suficiente bondad en el como para hacer que baje sus puños si alguien como ella está dispuesta a sacrificarse por detenerlo. Alguien sin miedo, alguien sin secretos, alguien que solo pueda blandir esperanza ante el.

Darielle se siente fascinado por Hyperion de la misma forma que un apostador de caballos estaría fascinado con un pura sangre de la mas fina estampa. La fusión de todas esas entidades en un solo punto, formando una única y auto-sustentada conciencia para crear una presencia tan formidable. Darielle considera tal "resultado accidental" mas que simplemente "formidable" y estaría mas que feliz poniendo su silla a una distancia segura para ver al gigante aplastar todo a su paso en El Abismo, canchita en mano.

Alineamiento: Lawfull Good
Folios de interes: Law, Water, Good, War, Protection
Arma Favorecida: Unarmed Strike
avatar
Seemos Yantra
Admin

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 26/04/2016
Edad : 35

Ver perfil de usuario http://entrevivosyroleros.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.