The Revenge Of God - Reveal: Cronnenberg

Ir abajo

The Revenge Of God - Reveal: Cronnenberg

Mensaje por Seemos Yantra el Miér Jul 25, 2018 8:17 am

Bienvenidos a "The Revenge Of God - Reveal: Cronnenberg". Siempre comienza con una caja; siempre termina con una caja. La gente idolatra la vida y la muerte con igual respeto, regocijandose en la primera, repudiando la segunda, eligiendo, ingenuamente, ignorar que ambas son lo mismo. No obstante, aquellos que han sido otorgados una fracción de la verdad en las terribles y cortantes palabras de El Señor del Laberinto comprenden esta verdad fundamental de la creación como tal, posando sus ojos en el tenue, gelido y gris espacio que existe en aquel momento en que un alma se aferra con todas sus fuerzas para prolongar su existencia material o lucha sin cuartel contra un sin número de otras existencias por el derecho de poseer forma concreta y material. Por mucho tiempo, ese gris y tenue lugar, El Camino Palido, ha sido el dominio exclusivo de aquellos que se sentaban en el trono de huesos. Nerull de la Segadora, Pharasma de los Juicios y Chirikyat Señora De Tumbas. El trono ha pasado de mano en mano y ahora está vací­o... justamente el momento que el Dr. Cronnenberg había estado esperando en las eternidades obscuras de Xovaikain mientras estudiaba a detalle los obscuros secretos ocultos en los trémulos susurros de fibra y hueso, de nervio y membrana, encontrando maravillas ignoradas y el final del dolor y pesar de tantas almas. Siempre comienza con una caja; siempre termina con una caja. Pero, a veces, es diferente: a veces el dolor no es final sino el principio pues, como el Dr. Cronneberg sabe, el dolor no es un calabozo. El dolor es la puerta en el ambiguo pasillo entre la vida y la muerte, las cuales están para darse o quitarse.

Arkiel Gabranth sabe que Donovan Cronnenberg comparte muchos de sus puntos de vista acerca de un universo ordenado y sabe que, de ganar un lugar en el panteón principal de Byphron, sería una de las pocas entidades que apoyaría sus agendas sin poner oposición alguna mientras se le permitiera continuar con sus experimentos e investigación sobre los límites entre la vida y la muerte. Por otra parte El Señor De Ahemath siempre ha tenido una opinión curiosa sobre gente como Cronnenberg, respetandoles por su intelecto y sapiensia, pero lamentando su falta de "pasión" para obtener la fuerza como para concretar e imponer su visión en el mundo. A los ojos de Gabranth, gente así no sirve para liderar: solo para servir. Eso no impide que ambos disfruten de largos juegos de ajedrez mientras discuten, no con poco regocijo, nuevas e imaginativas formas de torturar almas.

En su intento por ejercer dominio sobre las innumerables capas de El Abismo, Ammonite ha estado encarando a demonlords y lordesses cada vez de mayor poder sin mostrar miedo o reticencia. Sin embargo, aun si no es un demonlord, Cronneberg es diferente. Distante, frío, sin pasión o miedo alguno del que La Heralda Del Paleozóico pueda valerse para ejercer control sobre el. Eso ciertamente la intimida, así no lo admita, pero tambien le atrae, considerando que el kyton sea, quizas, la única entidad que posea una mente capaz de comprender su propia vastedad. Y, siendo que este parece querer conocerla "a profundidad", Ammonite no puede evitar sentirse de una manera en la cual nunca antes se había sentido bajo la mirada de ningún otro ser y, en particular, la de un hombre.

Alineamiento: Total Neutral.
Folios de interes: Healing, Death, Repose, Ice, Destruction
Arma Favorecida: Razorclaws.

Campeones Conocidos:

* Na2KOGa.- La historia no posee memoria ni registro que corrobore si, alguna vez, el Dr. Donovan Cronnenberg llevó un nombre distinto pero, si algo es claro es que, alguna vez, su cuerpo no llevaba consigo la bendición de El Señor del Laberinto. Alguna vez, Cronnenberg tuvo sangre caliente cruzando por sus venas, latidos en su pecho, y la capacidad de apreciar la belleza inmaculada de la vida sin modificación o el frío y doloroso toque del escalpelo o el trepano. Nadie lo sabe con exactitud, pero dicen las leyendas que, en aquellos dias sin dolor, el Doctor conoció a una quien muchos describen como "una paloma solitaria en el ojo de la tormenta" y que fué por esta persona que Donovan Cronnenberg se atrevió a empujar su saber hacia los territorios que desafían los límites entre la vida y la muerte, pues esta alma inocente sería reclamada por la muerte con apenas su primer año de adultez en el mundo de los mortales. No importó cuanto luchara Cronneberg contra el segador sombrío y cuantas veces lograra el asombroso doctor dotar de vida aquello que el destino buscaba que arrebatar de su lado, aquella paloma solitaria estaba destinada a partir de su lado. La mayoría cree que la transformación de un alma en un discípulo de los kyton comienza cuando la caja llega a tus manos, pero eso no es cierto: empieza cuando pruebas un dolor tan profundo que, irrevocable, irreparable e irreversiblemente te transforma en algo mas de lo que jamás hubieras podido haber sido. Con aquel sentimiento que originalmente le compelió a hacer lo inhumano por salvar a aquella alma transformado ahora en una obsesión por derrotar el capricho mismo del destino, Cronnenberg transformó el cuerpo de aquella paloma de una obra irrepetible y única de la naturaleza en el plano maestro para una forma de vida cíclica y experimental sobre la cual el asombroso doctor ensayaría, una y otra vez, el arte de burlar a la muerte y ganarle a la naturaleza, practicando todo tipo de teorías en la construcción básica de la forma humanoide al punto de transformar el receptáculo del alma en tanto una obra de arte antinatural como una oda a la instrumentalización humana. Así, los cilindros de preservación en los pasillos del laboratorio del Dr. Cronnenberg han visto innumerables veces en su interior el mismo rostro repetido a la infinidad, esperando despertar con un nombre diferente cada vez, definido por la novedad de la base química aplicada en su única e inusual construcción. Llevando la composición de 2 moléculas de Sodio, 1 de Potasio, 1 de Oxígeno, y 1 de Galio como base de su antinatural fisiología, lograda por la mezcla del saber del hombre y de las artes antiguas de los obscuros acólitos en El Laberinto, Absumerisoma #9 (del latín "Cuerpo de Consumo"), afectivamente llamada "Nanako" por el doctor, es la última iteración de los experimentos del genio de los escalpelos. El último eslabón en una larga cadena de doble helice que trasa su origen hasta aquella solitaria paloma en el ojo de la tormenta, Nanako ignora por completo de donde proviene el arquetipo original que le dá marco y forma a la imagen que puede apreciar de si misma en el espejo, contentandose con saber que, sin importar lo que pase, ella siempre estará allí para el doctor, de una forma u otra, con una forma u otra, ya sea blandiendo la fuerza titánica y antinatural de sus músculos mejorados ante todo aquel que se atreva a atentar contra su señor, o abriendo los brazos manzamente para recibir con una sonrisa el frío escalpelo de su señor en espera del próximo paso hacia la absoluta perfección a sus ojos sin importar cuanta sangre se derrame, cuanto de sí misma tenga que dejar ir, o cuan exquisito y terrible sea el banquete de dolor servido en su honor. Despues de todo, la experiencia de la supervivencia contiene la llave de la gravedad del verdadero amor y ninguno es tan grande y tan pesado como el de Nanako. Frase Icónica: "El camino de los excesos lleva a la torre de la sabiduría... y el Doctor... [Suspirando enamorada] ... me espera en la cima."
avatar
Seemos Yantra
Admin

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 26/04/2016
Edad : 35

Ver perfil de usuario http://entrevivosyroleros.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.